Food Design, un concepto que cada día demandan más consumidores

Cuando se habla de Food Design, se tiende a pensar en cómo se disponen los alimentos en un plato. Pero el Food Design no es solo eso, es mucho más.

El Food Design es el proceso de diseño que lleva la innovación a los productos, servicios o sistemas para los alimentos: desde la producción, la adquisición, la conservación y el transporte, hasta la preparación, la presentación y el consumo.

Un producto de Food Design se construye pensando y usando pautas de diseño.

Esta disciplina se materializó con el manifiesto publicado por la prestigiosa Associazione per il Disegno Industriale, de Italia, en 2002. Y algunas de sus vertientes según la International Food Design Society, son:

  • Diseño con comida: Donde se trabaja directamente con la transformación química y física de los alimentos.
  • Diseño para los alimentos: Desarrolla nuevos diseños de productos para preparar la comida, cocinarla, servirla, presentarla, almacenarla, etcétera.
  • Diseño de espacios: Aquel que se encarga de distribuir, organizar y diseñar los espacios donde se consumen alimentos.
  • Diseño de platillos: Aquel que determina el balance, color, forma y acomodo de los alimentos dentro de un plato para su presentación.

¿Por qué los consumidores demandan cada vez más el Food Design?

En Food Design, al incorporar elementos de usabilidad y ergonomía de muchas maneras, el objeto comestible resuelve o incluso revoluciona, el acto de comer.

El Food Design surge de la consideración de los alimentos como un objeto y como tal, debe evaluarse desde el punto de vista de la sostenibilidad, la forma, el material, el diseño, el embalaje y los rituales de uso.

Todo esto da como resultado productos totalmente diferentes o innovadores, y se alinean con los nuevos estilos de vida, las tendencias, las modas, las marcas y los medios a través de los que nos comunicamos.

Una vez que el comensal reconoce y vive la experiencia que le aporta el diseño en cualquiera de sus vertientes comienza a opinar y a recomendar, haciendo realidad lo que en este sector se conoce como “creación de valor compartido”. El Food Design genera engagement, que no es otra cosa que el compromiso, la fidelidad y la motivación. Por ello cada día está más y más demandado.

El Food Design es una interesante herramienta que desarrollaremos en colaboración con la consultoría de innovación gastronómica ëat creative food studio en Foodlab by Iberostarchef con formaciones especializadas de la mano de profesionales referentes. Síguenos a través de redes sociales para estar al tanto de las nuevas convocatorias.

Te esperamos.

Photo by Glen Carrie on Unsplash